domingo, 17 de julio de 2011


Los Años

Un viejo tenía un lago en su finca.
Después de mucho tiempo, decide ir a ver si estaba todo en orden.

Cogió un cesto para aprovechar el paseo y traer unas frutas por el camino...

Al aproximarse al lago, escuchó voces animadas.
Vio un grupo de mujeres bañándose, completamente desnudas.

Al verlo, todas se fueron a la parte más honda del lago,
manteniendo solamente la cabeza fuera del agua.

Una de las mujeres gritó:
-¡No saldremos mientras usted no se aleje!

El viejo respondió:
-¡Yo no vengo hasta aquí para verlas nadar o salir desnudas del lago!

Levantando el cesto, les dijo:
- Estoy aquí para alimentar al cocodrilo....     

  Edad, experiencia y oficio siempre triunfarán sobre la juventud y el entusiasmo.

Llega un tipo a un hotel y pide habitación. El encargado le dice que sólo tiene una cama en un cuarto compartido, la cual nadie quiere porque el otro huésped ronca muy fuerte.

El fulano le responde
que no hay problema y decide compartir la habitación.
A la mañana siguiente el encargado le pregunta si durmió bien.
- Perfectamente -responde.- ¡Muchas
gracias!
¿Y el señor de los ronquidos?
- Mire, apenas entré en la habitación, le di un beso en la mejilla y una palmadita en la nalga; ¡y se pasó toda la noche con los ojos abiertos y con el culo pegado a la pared!
 
MORALEJA
No hay grandes problemas ... si no grandes soluciones

4 comentarios:

  1. Yo me remito al Gallo Claudio... ¡Juas juas juas juas juas!

    ResponderEliminar
  2. Que buenos los dos chistes y Claudio hacia años que no lo veía, me alegro que siga con tanto humor.

    ResponderEliminar

Instalada la moderación de comentarios por la presencia de una persona demente que suplanta identidades.