miércoles, 2 de marzo de 2011

¿Y eso es para darse a la bebida?

Un hombre entra en un bar y le pide seis whiskys dobles al camarero.
- ¡Vaya!- le dice el camarero- ¿un día malo?
- Sí, mi hermano mayor me ha confesado que es gay.

Al día siguiente, el hombre vuelve a aparecer por el bar y pide lo mismo que el día anterior. El camarero vuelve a preguntarle qué le pasa y este le contesta:
- ¡Mi hermano pequeño también es gay!

Y al día siguiente, una vez más, el hombre vuelve a entrar en el bar y pide lo mismo.
- ¡Pero bueno!, ¿no hay nadie de su familia al que le gusten las mujeres?
- Sí, ¡mi mujer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Instalada la moderación de comentarios por la presencia de una persona demente que suplanta identidades.